Síguenos también en :
Facebook
Twitter

Entradas con la etiqueta ‘plástico’

Reciclar plástico para salvar la sabana

Si pensamos en lugares del planeta libres de contaminación en los que todavía reina la naturaleza, probablemente África y el desierto del Serengueti sea uno de ellos. Sin embargo, las bolsas de plástico ya han llegado a Kenia y a la reserva natural Masái Mara.

El crecimiento de la población, el aumento del turismo y un reciclaje insuficiente y poco adecuado, han hecho que el plástico llegue ya a zonas donde, en ocasiones, es ingerido por la fauna salvaje, ocasionándoles graves problemas. Hasta el punto de que el gobierno keniano ha prohibido ya el uso, fabricación e importación de bolsas de plástico finas, las que habitualmente se usan en las fruterías, pero esa prohibición no ha evitado que el plástico siga contaminando la zona.

Dispuesto a encontrar una solución sostenible a este problema y evitar que vaya a más, James Nampushi, un guerrero Masái que estudia actualmente en Estados Unidos, ha puesto en marcha un proyecto para reconvertir esas bolsas de plástico en felpudos, bolsos, salvamanteles o posavasos. Una buena idea para ayudar a mantener limpia esta hermosa reserva natural y fomentar de manera sostenible la economía del pueblo Masái.

Su iniciativa está todavía en fase inicial, pero esperamos que se convierta en todo un éxito y que ayuda también a concienciarnos a todos de la importancia de cuidar un poco más nuestro planeta.

Porque todo es reciclable, también esos viejos móviles o tabletas que ya no utilizamos. Ayuda tú también a mantener un poquito más limpio el medio ambiente y recicla tus viejos móviles y tabletas con TopDollarMobile, es tan fácil como seguir tres sencillos pasos en nuestra página web. Los recogemos de forma gratuita donde tú nos digas y te pagamos el precio máximo por ellos. ¡Compruébalo!

12,500 botellas de plástico viajando por el mar

12,500 ése es exactamente el número de botellas de plástico que necesitaron David de Rothschild y sus socios para construir el Plastiki, un catamarán de 18 metros de eslora, con el que cruzaron el océano Pacífico, de San Francisco a Sydney, en un viaje de algo más de cuatro meses de duración.

Este apasionante aventura, que a más de uno puede sonar a verdadera locura, surgió cuando el explorador David Rothschild leyó un informe según el cual cada milla cuadrada de océano contiene 46,000 piezas de basura de plástico flotante. Investigando más aún sobre unos números que le parecían demasiado altos para ser una realidad, descubrió que la mayoría de los desperdicios que se encuentra en el mar son plástico y, lo que es más, toda esta polución se agrupa principalmente en cinco grandes anillos de corriente marina.

Sorprendido por la falta de datos concretos y, principalmente, por el desconocimiento que tenemos realmente sobra la cantidad de basura plástica que se está acumulando en nuestros mares y océanos y el daño que supone para sus distintos ecosistemas, Rothschild decidió centrar todos sus esfuerzos en el proyecto Plastiki.

Construyeron el catamarán con botellas de plástico recicladas, distintos materiales como tuberías y tela biodegradable y eligieron energías no contaminantes (solar, viento) como forma de propulsión y con ello lanzaron su propuesta al mundo: una expedición que rindiera homenaje a la famosa aventura del Kon-Tiki y que ayudara a dar relevancia e informar sobra la peligrosa huella que estamos dejando en nuestros mares.

Han pasado casi dos años desde la travesía del Plastiki por el océano Pacífico. Desgraciadamente, seguimos produciendo plásticos contaminantes, pero somos un poco más conscientes del daño que producen en nuestro planeta y de cómo podemos ayudar a aliviarlo.

Usar bolsas de tela o papel, elegir envases de otros materiales, reutilizar el plástico y reciclar correctamente son algunas de los pequeños gestos cotidianos al alcance de todos.

Por supuesto, el plástico no es el único elemento contaminante que debemos y podemos reciclar.

En TopDollarMobile trabajamos a diario para reciclar de forma responsable los viejos teléfonos móviles y tablets que ya no usamos. Si funcionan, se les da una segunda vida, si ya no están operativos, se reciclan sus componentes adecuadamente.

Si tienes algún teléfono o Tablet en casa que ya no uses, no lo tires, recíclalo con nosotros. El proceso es sencillo, lo recogemos de forma gratuita en tu casa y pagamos el precio más alto del mercado.

Reciclando bolsas de plástico

Las bolsas de plástico al contenedor amarillo. Reciclar es parte de nuestra vida diaria y tenemos muy claro dónde van cada uno de los residuos, pero reciclar también es dar nueva vida y nuevos usos a elementos que normalmente tiramos a la basura.

A través de “El Mundo del reciclaje” os descubrimos hoy este sencillo truco para darle nueva vida a las bolsas de plástico que nos dan (o nos daban antes) en las tiendas. Una forma sencilla, de unir varias de ellas y crear bolsas permanentes mucho más resistentes o incluso complementos. La imaginación la ponéis vosotros.

¿Qué necesitáis? Varias bolsas de plástico. Papel vegetal o papel de horno. Una plancha (de las planchar la ropa) y tijeras.

El sistema es sencillo:

  • Cortad las asas, el lateral y la parte baja de la bolsa hasta tener una sola lámina de plástico.
  • Repetid esta operación con cuatro, cinco o seis bolsas más.
  • Colocad en la tabla de plancha una hoja de papel vegetal o papel de horno y sobre ésta las distintas “láminas” de plástico que habéis creado con vuestras bolsas
  • Cubrir con otra lámina de papel vegetal o de horno, a modo de sándwich
  • Planchad.

Os va a tocar experimentar un poco con la temperatura de la plancha, hasta que consigáis unir con el calor todas las láminas en una sola. El resultado: una hoja de plástico mucho más resistente que podéis convertir en lo que queráis.

Tened cuidado, no planchéis directamente sobre las bolsas, sólo conseguiréis que se derritan y se peguen a la base de vuestra plancha y recordad hacerlo en una habitación bien ventilada, el olor del plástico al derretirse puede ser desagradable.

Probad y contadnos vuestros resultados. Y recordad, con TopDollarMobile podéis reciclar vuestros viejos teléfonos móviles, los recogemos en vuestro propio domicilio sin coste alguno y os ofrecemos el precio más alto por ellos. ¡Garantizado! Reciclar vuestros viejos móviles con TopDollarMobile es así de fácil, cómodo y seguro.

Reciclar reutilizando

Hoy en día,  casi nadie es ajeno a la importancia del reciclaje.  Conocemos su importancia, sabemos que reciclar nos ayuda a cuidar de nuestro entorno, a recuperar materiales y energía que, de otro modo, se perdería causando, en muchos casos, un grave efecto en el medio ambiente.

Papel, vidrio, plástico, componentes electrónicos, aceite, pilas… Todo se puede reciclar, bien a través de los contenedores y puntos limpios que ponen a nuestra disposición las administraciones, bien a través de empresas como Topdollarmobile, comprometidas con el cuidado del medioambiente y sabedoras de la importancia de recuperar esos componentes que ya no se utilizan.

En Topdollarmobile compramos tu teléfono móvil y si es posible, le damos una nueva vida reparándolo, con el ahorro de energía que eso supone, y si esta muy deteriorado, simplemente reutilizamos sus componentes.

Pero reciclar no es sólo tirar lo que ya no nos sirve a su contenedor correspondiente, reciclar también es darle una nueva vida a esos objetos que ya no utilizamos, reconvertir su uso, fabricar nuevos artefactos a través de viejos artefactos, idear nuevos usos… Actividades caseras, manualidades divertidas y con un componente útil que también ayudan a cuidar del medioambiente y reutilizar objetos que habrían terminado en la basura.

Hoy, por ejemplo, queremos compartir este fácil y práctico tutorial, que hemos encontrado en “El Mundo del Reciclaje”, una forma fácil de dar un nuevo uso a las botellas de plástico que ya no necesitamos. ¿A que no sabías que sus tapones pueden ser un práctico cierre hermético para las bolsas de plástico?

Echa un vistazo y descubre lo fácil que es. Y comparte con nosotros tus ideas de reciclaje

 

 

Ideas para el correcto reciclado, en nuestros hogares

Cubo para reciclarLo  ideal es tener en el hogar distintos recipientes que utilicen o bien colores diferentes, o que estén señalizados de alguna forma, en ellos se colocarán los residuos domésticos realizando una tarea que muy pocas veces es tenida en cuenta, y es la base del reciclaje: la separación.

Reciclaje de Cartón y Papel: Contenedores de color Azul periódicos, revistas y cualquier tipo de hoja, intentar doblar o deshacer las cajas para que ocupen menos espacio dentro del contenedor.

Reciclaje de Vidrio: Contenedores de color verde,  botellas de cristal de cualquier tipo, es muy importante tener cuidado de que no se rompan.

Reciclaje de Plástico, Metal y Tetra-Pack: Contenedores de color amarillo, lo mejor que podemos hacer es compactar botellas de plástico y tetra-pack para que ocupen el menor espacio posible, con las latas podemos pisarlas para evitar cortes. Los otros metales no ofrecen problema alguno, simplemente los desechamos como cualquier otro material.

Residuos Peligrosos:
Estos no pueden ser reciclados en su totalidad, y requieren un tratamiento previo, por lo que no existen contenedores apropiados para su separación. Si bien lo más conocido son las pilas y baterías, también abarcan el grupo de residuos informáticos, electrodomésticos o metales que se encuentren en un proceso de oxidación avanzado. Lo ideal es averiguar sobre el punto limpio más cercano que se encargue de la recepción y cuidados de estos desechos, quienes generalmente tienen un espacio dedicado a la tarea.

Juguetes Reciclados

Juguetes que se pueden hacer con imaginación y con material de desecho, una buena idea para hacer con vuestros hijos en estas vacaciones de Navidad.

Un buen ejemplo para el reciclaje de envases

Maquina reciclaje envases

¿Se puede implantar algo parecido en España? En Alemania, reciclan de una manera muy interesante.

Cuando vas a comprar en los supermercados, los clientes tienen un espacio con maquinas para devolver envases vacíos de cerveza, agua, refrescos… introducen la botella o la lata usada en una máquina, un sensor identifica el tipo de envase y a cambio reciben un ticket que pueden cambiar por dinero en caja, por cada envase devuelto, recuperan 0,25€. (El importe varia dependiendo del envase)

Al comprar el refresco, agua o cerveza, el consumidor tiene que dejar un depósito de 0,25€ que ahora le será devuelto, así que solo le cuesta dinero al consumidor que no recicla, ya que tiene que pagar 0,25€ más por cada envase. La máquina se traga el envase vacío, compacta el material en su interior e imprime un recibo con el reembolso para el cliente.

Hace siete años que Alemania introdujo este sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) y hoy este país ha alcanzado una tasa de recuperación de estos envases del 98,5%.

Lo ONG Deutsche Umwelthilfe fue la que impuso la instalación de este sistema de depósitos en Alemania, y 32 países o regiones del mundo, entre ellos, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia u Holanda: Sólo pagan los que no devuelven el material, “el que contamina paga”.